Inicie sesión para comprar

e-mail


Contraseña



 

Si aún no tiene una cuenta:

Crear Cuenta

Nombre:


Apellido:


e-mail:


Contraseña (al menos 6 caracteres):


Confirmar Contraseña:



¿Olvidó su contraseña?

e-mail con que inicia sesión:



Cambiar contraseña

Nueva contraseña (al menos 6 caracteres):


Confirmar nueva contraseña:



Descripción rápida
Autor:Alfredo Jalife-Rahme
Idioma:Español
Tipo documento:Libro
Editorial:Grupo Editor Orfila Valentini
Año publicación:2012
Género:Ensayo
Materia:Política / Ciencias políticas
PDF ISBN:9786077521709
EPUB ISBN:No disponible
Comprar PDF
US$ 12,00   €11,90
Comprar EPUB
No disponible
Importante: Esta publicación posee protección Adobe DRM

De enfoque multidimensional, concede un lugar apropiado a las geofinanzas sin caer en el vulgar reduccionismo mercantilista (muy socorrido en nuestro medio) y sin perder de vista la geopolítica. En el siglo XI, China –con posesión de la pólvora, la brújula y una de las mejores marinas de su época– no conquistó el hemisferio americano, lo que constituye uno de los grandes enigmas de la Historia. Diez siglos más tarde, después de su decadencia en el siglo XIX, China deja atrás su “complejo aislacionista” de la Gran Muralla e irrumpe con toda su fuerza geoeconómica/geofinanciera en los cuatro rincones del planeta y, en particular, en Latinoamérica: el otrora “patio trasero” del declinante poder de Estados Unidos. Los bancos chinos representan la “mayor tajada de ganancias bancarias globales”: 21% del total global y, según The Financial Times, Latinoamérica constituye hoy la mayor porción de los créditos chinos en el extranjero: del total de sus préstamos durante 2009-2010 por ciento diez mil millones de dólares, más de la mitad se otorgaron a Latinoamérica, cuyas2/3 partes fueron en forma de empréstitos por petróleo. Lo bancos chinos se han enfocado a los recursos naturales y en los sectores de infraestructura. El Banco de Exportaciones-Importaciones de China “ofrece menores tasas de interés que su homólogo de Estados Unidos”, lo que es aprovechado por Argentina, Ecuador y Venezuela, que padecen el ostracismo y exorcismo financierista del G-7. Los propagandistas antagónicos a China fustigan sus inversiones y financiamientos en Latinoamérica con el rostro del “dragón”. De los propios países de Latinoamérica dependerá que su fisonomía se parezca más al “panda”. No hay que repetir los mismos crasos errores que en el pasado reciente con Estados Unidos y Europa.

No disponible

Libros por temas

Materia Género

Recién llegados

Nada más parecido a la locura que la videncia, que la capacidad de adelantarse a una realidad que apenas se incuba. Un escritor sin la malicia literaria de Lu Hsun, con algo más de soberbia y menos d...

Los personajes de Los aplausos podrían tener cualquier nombre porque son ellos, son otros y son cualquiera. La Bogotá de Los aplausos también es una sola y todas a la vez. Óscar Campo explora, con un...